Lilith o el espíritu de la mujer moderna …


De acuerdo al Génesis, la primera mujer fue Eva. Ella fue creada de la costilla de Adán, para ser su compañera, y ayudarlo en la tarea de fructificar y multiplicarse sobre la tierra…
El lugar donde residían, el Edén, era el lugar idílico por excelencia, y en el podrían haber vivido en paz sin preocupación alguna. Para ello sólo hubo una recomendación: de todos los árboles del huerto podrían comer, excepto de uno: el del árbol de la ciencia del bien y del mal. El resto de la historia es conocida por tod@s. Al menos, eso creemos. La serpiente tentó a la mujer, y ésta indujo al hombre para que también probara del fruto “prohibido”.
Acá no me detendré en el significado que se le ha querido otorgar al fruto en cuestión. Sin embargo, bien podemos recordar lo que éste hecho tuvo como consecuencia para el género humano: la expulsión del ídilico hogar en donde residían, y el dolor para la mujer durante el embarazo y al momento de parir. Sigue leyendo…
Sin embargo, en el Talmud (conjunto de escritos que recogen las discusiones rabínicas acerca de las leyes judías, sus costumbres, leyendas e historias, y que es, además, un complemento del Tanaj (la biblia judía); se menciona que antes de crear a Eva, Dios había creado para Adán a otra mujer: Lilith, quien, a diferencia de Eva, fue hecha de sedimentos y barro.
Todo habría estado bien para Adán de no ser que Lilith, en contra de lo esperado, cuestionaba el hecho de que Adán quisera ir sobre ella cada vez que quería tener sexo. A esto Lilith replicaba que por qué debía yacer bajo él, si ella también había sido creada del polvo. En consecuencia, era su IGUAL. Como Adán trató de forzarla, ella huyó al Mar Rojo en donde dio rienda suelta a su sexualidad.
De aquí en más, Lilith es caracterizada como un demonio de sexualidad desbordante, que sólo busca tentar a los hombres, imágen que fue reforzada durante la Edad Media, época en que se la culpó de tentar a los monjes, mientras éstos dormían, incitándoloes a tener sexo…
De ésta manera, el Judaísmo utiliza a Lilith para introducir el concepto del mal ligado a lo femenino. Y es que Lilith, en tanto que mujer, comete dos pecados, de acuerdo a la tradición judía: el primero, desobedecer al hombre para quien ha sido creada, asumiendo, por una parte su igualdad en la creación, y por otra su sexualidad, la que quiere ejercer libremente, sin sujeción alguna. Pero, además, ésta mujer fue la única que tuvo la capacidad y el coraje de pronunciar el impronunciable nombre de Dios: IHWH, cosa prohibida por la ley judía.
Lilith, representa así, sin ambigüedad alguna, el arquetipo de lo femenino negado en una cultura patriarcal. Pero también es la encarnación de la erótica femenina, de la sexualidad rebosante y natural de la mujer que resulta intensamente atractiva, pero potencialmente peligrosa en los sueños de los hombres solos. “Lilith comparte la misma historia de las sirenas (1), las amazonas (2), las hetairas (3), todas figuras femeninas que han intentado asumirse como mujeres libres, sin ninguna necesidad de someterse a los hombres“.

Lilith ha sido asociada a las aves nocturnas y a los dragones. No en vano, en las representaciones babilónicas que de ella se hacieron aparece alada. No obstante ello, se la relaciona fuertemente con la serpiente, lo que bien podría hacernos pensar que fue finalmente Lilith quien se acercó a Eva, haciéndola tomar conciencia de sí misma, despertando su deseo de independencia y libertad; su deseo de ejercer su sexualidad según su voluntad…
Lilith sería así la portadora del Logos, el conocimiento, ese algo que debe estar presente en nosotros y que debe servirnos como guía para nuestra conducta y como instrumento para el autoconocimiento. De esa forma, Eva habría obtenido la comprensión, el razonamiento, elementos que le dieron, sin duda, la oportunidad de la autodeterminación.
Entonces, tal vez, fuera ese el pecado de Lilith: reunir en si misma la inteligencia, el intelecto, la autodeterminación, el coraje, el dominio de su cuerpo, en fin todo aquello que la hacía, en resumen, un IGUAL al hombre… Como fuera, el precio que ello tuvo para ambas mujeres queda de manifiesto.

Y así es como hoy, todas aquellas mujeres que deseamos la libertad para hacer nuestra vida de acuerdo a nuestro arbitrio; todas aquellas que sentimos que nuestra sexualidad es nuestra y no un territorio donde otros puedan establecer leyes y decidir sobre nuestros cuerpos, pues hoy, y como ha sido a lo largo de milenos, hoy somos nosotras quienes debemos luchar con otros “demonios”.

Glosario:
(1) Sirenas: en la mitología griega, mujeres bellas y seductoras que con su canto hacían que los hombres perdieran su voluntad. Originalmente se las asoció con las Kmeras (mitad mujeres y mitad aves). Posteriormente, su imágen fue asociada al mar y a los peces, dándole la apariencia de una herosa y turbadora criatura mitad pez, mitad mujer. Sus intervenciones más conocidas son aquellas que se leen en La Odisea.

(2) Amazonas: en la mitología griega, guerreras legendarias de un país lejano poblado sólo por mujeres. De acuerdo a la historia el mito parece tener una base real, pues el pueblo Escita (de orígen indo-europeo), contaba, como en la leyenda, con un ejercito de mujeres. Desde tiempo inmemorial, la palabra amazona ha tenido el significado de mujer fuerte e independiente, en contraposición al significado asociado habitualmente con nosotras.

(3) Hetairas (o heteras): era el nombre concedido en la antigua Grecia a las “cortesanas”, mujeres que ejercían un tipo de prostitución, mezclado con compañía refinada y sofisticada. Las heteras eran mujeres educadas, inteligentes, independientes, y de gran influencia. Sus opiniones y creencias eran respetedas por la sociedad de la época.

About these ads

4 pensamientos en “Lilith o el espíritu de la mujer moderna …

  1. Mi querida Titi: quizás sea así porque siempre hay un poco de todas en cada una ? Te beso con infinito cariño, from the very south of this world… Athenea.

  2. Amore…. no se porque me siento tan identificada con Lilith… algo de mi reciente historia me hace eco en tus palabras… Love you from the north of this world…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s